banner

17 de Noviembre de 2017

Salud Visual

Por: Jaime Cevallos

El mal uso de lentes de contacto favorece la aparición de acanthamoeba

19/7/2017

FUENTE: Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia

El Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia ha alertado de la existencia de un protozoo común en más de la mitad de las lentes de contacto de uso mensual que puede provocar la pérdida de visión. Este organismo microscópico de una sola célula, denominado acanthamoeba, habita con frecuencia en la mayoría de suelos y en aguas dulces.

Muchos de los estuches y lentes de contacto pueden estar contaminados con acanthamoeba, sobre todo en usuarios de lentes de periodicidad mensual o bimensual, según la versión de algunos expertos recogida por el Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia.


“En las lentillas de uso diario no hay constancia de que pueda habitar esta especie capaz de causar en el ser humano enfermedades como la queratitis amébica que se produce cuando la ameba invade la córnea ocular, causando incluso ceguera”.


Para evitar esta dolencia es recomendable realizar una adecuada desinfección en las lentes, no tratarlas con soluciones caseras y tampoco bañarse con ellas, tanto en duchas, piscinas o en el mar, ya que la acanthamoeba se encuentra incluso en el agua clorada y en la arena. Además, este organismo puede sobrevivir veinte años inactivado hasta que las condiciones del entorno sean las adecuadas para su reproducción.


La acanthamoeba puede desencadenar en úlceras, enrojecimiento ocular, visión borrosa o cataratas y el tratamiento precoz es fundamental, pues, en sus inicios, esta patología se puede curar por medio de antibióticos.


PAUTAS PARA EVITAR EL CONTAGIO


Entre los distintos consejos para conseguir un correcto uso de las lentes de contacto y evitar así graves daños para la visión, los profesionales del Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia recomiendan a los usuarios seguir una serie de pautas. Especialmente durante la época estival se deben emplear las lentillas desechables diarias y para bañarse en el mar o en la piscina aconsejan sustituirlas por las gafas de buceo.


A la hora de tomar el sol es necesario extremar la precaución y evitar las horas de máxima intensidad, pues, al igual que la piel, los ojos también son sensibles a las radiaciones y deben protegerse con gafas de sol homologadas.


Los optometristas gallegos insisten en cuidar la limpieza de las lentes empleando exclusivamente los productos indicados para ello y antes de comenzar a utilizarlas es necesario que un profesional conozca y valore las especificidades de cada usuario. Los ópticos-optometristas gallegos dan una serie de recomendaciones para un mantenimiento adecuado de las lentes de contacto:


- Lavar las manos al manipular las lentillas (al poner y quitar las lentes)


- Lavar siempre las lentillas con el producto recomendado, nunca con agua del grifo.


- No prolongar el porte de las lentillas, más allá de lo recomendado.


- Respetar la caducidad de las soluciones de limpieza y mantenimiento.


optimoda TV

Optimoda TV

Fotogalerías

SILMO 2017 / Del 28 de septiembre al 1 de octubre / Paris / Francia

Publicidad

Optimoda

C/ Numància, 73 7º B - 08029 BARCELONA | Tel: 93 444 81 92 | Fax: 93 124 02 18 |

[ Inicio ] [ Acceso Redactores ] [ estadísticas banners ] [ Publicidad ] [ Contacto ] [ Aviso Legal ] [icono rss]

Esta web utiliza cookies propias y de terceros que son necesarias para el proceso de registro y el análisis de la navegacion de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de cookies

acepto las cookies