banner

21 de Septiembre de 2017

Artículos

Autor: Luis Rozados

Buenas compañías

6/2/2012

Luis Rozados

Luis Rozados
Director General de Federópticos

La situación económica actual que estamos viviendo en todo el mundo, en todos los sectores y en nuestro mercado en particular, hace que todos nos hagamos la misma pregunta ¿Qué se puede hacer? ¿Qué medidas tomar? ¿Hasta cuándo vamos a estar así?

Creo que casi todos, algunos más que otros, hemos asistido en estos últimos años a diversas charlas o foros y hemos leído grandes recomendaciones de gurús de la economía, del marketing y de la estrategia, que los hay en todos los sectores, de cuales son las recomendaciones en estos momentos y que medidas se pueden tomar. Algunas de estas, vistas hoy con el paso del tiempo, nos podrían causar sonrojo ajeno.

¿Cuál es la realidad? Desde mi humilde punto de vista, la realidad es que nadie sabe que está pasando a ciencia cierta o más bien que nadie tiene las posibles soluciones y la receta para , simplemente, competir en estos momentos.

Y, mientras esto ocurre, hay que seguir compitiendo, tomando decisiones y hay que llevar las empresas al siguiente puerto, pues tenemos que resistir de la mejor forma posible. Sin duda, el Máster en Dirección de Empresas en periodos de crisis que estamos haciendo en estos años, es una materia para otro artículo.

Alguien puede pensar que esta opinión es gratuita, pero solo que reflexionar sobre las continuas correcciones que se realizan sobre los índices más básicos de la economía, por parte de todos los países, el FMI o los servicios de estudios de los grandes bancos, nos debe llevar a una conclusión: Lo que se predice hoy no vale mañana. Y eso se soluciona reajustando continuamente todas las variables. Por cierto bonita palabra la de reajuste, sinónimo de recorte, que también nos daría no solo para un artículo, sino para una enciclopedia entera, con su prólogo y sus tapas duras.

Pero descendamos algo a nuestro sector. Hace unos 2 años escribí un artículo en estas mismas páginas denominado “La tormenta perfecta”, que venía a decir que en nuestro sector se uniría la confluencia de dos fenómenos a la vez, la crisis mundial y una guerra de precios que haría bajar los márgenes. Es decir menos margen y menos volumen de negocio, sin duda una “tormenta” que nos azotaría igual que en esa película.

Por desgracia no me equivoqué, nunca me hubiera gustado más que haberlo hecho, pero por otra parte había que estar muy miope para no ver ese fenómeno, y estando en este sector, por lo menos hay que tener buena vista.

Así nos encontramos hoy, con el temido 2012 llamando a nuestra puerta, en un sector donde el precio y el margen cada vez está más bajo y la “esperada” rotación de producto no se está dando porque el volumen de operaciones está al unísono del consumo en nuestro país, estancado y bajando.

Ante esta situación, ¿qué podemos hacer? Además de pedir auxilio y rezar todo lo que sepamos y más, hay una cosa clara. Hay que competir acorde a lo que nuestra estructura nos permita. Si soy muy grande, podré aspirar a tener mucho volumen, pero si soy pequeño eso es prácticamente imposible. Si estoy en una plaza con muchos habitantes, podré ir a volumen, si no será imposible, y siempre reajustando los costes intentando mantener los márgenes. Pero además tendremos que competir con una línea o estrategia clara, sin dar bandazos y sin que nadie nos marque por donde tirar a cada momento. Seguir las estrategias de otros es reforzarlos, además de renunciar a nuestra propia identidad.

Para sorpresa de muchos, en estos tiempos en los que es mejor estar acompañado que estar solo, hay muchos ópticos que no caen en la cuenta de que es mejor estar en una buena compañía, que en la soledad más absoluta. Acompañados de otros compañeros que persigan tus mismos intereses comerciales y que tengan tus mismas inquietudes, que luchen por un principio y filosofía de negocios como el tuyo. Arropados por una marca, que junto con la del óptico, permita transmitir un mensaje común al cliente, el verdadero protagonista en estos momentos. Y estar en un lugar en el que su opinión cuente y se preocupen por su cuenta de resultados.

Hay opciones de todo tipo, pero sin duda la peor elección hoy día debe ser quedarse quieto, aislado y al ritmo que te marquen desde fuera. Es un gran momento para unirse a grupos y estar en buena compañía y, por supuesto, unirse a buenas compañías, que todavía quedan en el sector.

En estos momentos de crisis más vale estar acompañado y arropado por una marca y de una filosofía de negocio que se ajuste las pretensiones de cada uno. Porque lo más importante es saber cual es mi filosofía de negocio, si se quiere ir a por precio y poco margen o por si se quiere ir por otro lado, que también se puede.

No me gustaría terminar este artículo sin pedir disculpas, puesto que quizás alguien no esté de acuerdo o quizás alguien considera que me estoy equivocando como tantos otros. Solo el tiempo lo dirá. Lo que se pretende dar es una visión diferente y que este artículo sirva para reflexionar durante unos momentos.

Que así sea.




Artículo publicado en la edición impresa de Optimoda edición nº 160 correspondiente a Noviembre/Diciembre 2011. Envíenos su punto de vista u opiniones sobre este artículo clickando sobre el botón 'opinar' al inicio del artículo (es necesario estar previamente registrado)

optimoda TV

Optimoda TV

Fotogalerías

Inauguración del Flagship Store de Etnia Barcelona / 20 de abril 2017 / Barcelona

Publicidad
Opinión

Optimoda

C/ Numància, 73 7º B - 08029 BARCELONA | Tel: 93 444 81 92 | Fax: 93 124 02 18 |

[ Inicio ] [ Acceso Redactores ] [ estadísticas banners ] [ Publicidad ] [ Contacto ] [ Aviso Legal ] [icono rss]

Esta web utiliza cookies propias y de terceros que son necesarias para el proceso de registro y el análisis de la navegacion de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de cookies

acepto las cookies